lunes, 27 de marzo de 2017

Beauty and the Beast (2017)

"Think of the one thing that you've always wanted. 
Now find it in your mind's eye and feel it in your heart"



Beauty and the Beast, es una película de EE.UU. dirigida por Bill Condon; escrita por el mismo Condon junto a Stephen Chbosky y Evan Spiliotopoulos; producida por David Hoberman y Todd Lieberman; con las actuaciones de Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Kevin Kline, Josh Gad, Ewan McGregor, Stanley Tucci, Audra McDonald, Gugu Mbatha-Raw, Ian McKellen y Emma Thompson; esta película es un remake de la película animada homónima dirigida por Kirk Wise y Gary Trousdale; y está basada en el cuento Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve.





Yo crecí con la versión animada de la ‘Beauty and the Beast’ aquella maravillosa película animada dirigida por Kirk Wise y Gary Trousdale, inspirada en el cuento homónimo francés de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, dicho film fue la primera película animada en ser nominada a Mejor Película en los Premios de la Academia (en esa época no existía la categoría de Mejor Película Animada), esta película fue considerada en la etapa del renacimiento de Disney, y significó que el estudio saliese de un momento de crisis, debido al éxito que tuvo; exactamente 26 años después Disney decide hacer un remake a esta versión. Llevando esto a la siguiente pregunta ¿Acaso era necesario hacer un remake de esta versión? En lo personal, no puedo decidirme por una respuesta, ya que por un lado esta nueva versión me gustó, ya que supo captar la esencia de la película original, transportándonos metafóricamente a un cuento de hadas; sin embargo (y creo que esta es su principal debilidad) es que la película es un calco exacto (o casi exacto) de la versión animada, si has visto la versión original, sentirás que no esta nueva versión aporta poco, lo rescatable es el final que a diferencia de la versión de 1991, nos dejan en claro que ambos personajes ni se casaron, ni vivieron felices para siempre; es decir da la impresión que Disney hizo esta película solo para llenar sus bolsillos, a través de la “vieja confiable”: La Nostalgia.





Sin embargo no quiero que se me malinterprete, como dije anteriormente la película es entretenida (vamos ese el fin de este tipo de producciones), además que tiene muchos puntos altos, como las actuaciones de voces de Ewan McGregor y de Ian Mckellen (Lumiere y Din Don, respectivamente), así como la de Luke Evans (Gastón) y Josh Gad (Le Fou) cuyo personaje fue “satanizado” antes del estreno de la película (su supuesta homosexualidad se vio diluida por el humor). 
En resumen una película amena, que respeto demasiado la versión de 1991, que juega con la nostalgia, que tiene buenas actuaciones (sobre todo en los personajes secundarios), buena música, e ideal para una tarde en familia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada