sábado, 27 de junio de 2015

Mad Max: Fury Road (2015)

“My name is Max. My world is fire and blood. Once, I was a cop. A road warrior searching for a righteous cause. As the world fell, each of us in our own ways were broken. It was hard to tell who was more crazy... me... or everyone else.”


Mad Max: Fury Road es una película dirigida, producida y escrita por el australiano George Miller; aunque Doug Mitchell y P.J. Voeten también son los productores, mientras que Brendan McCarthy y Nico Lathouris también son acreditados como escritores, y está protagonizada por Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Zoë Kravitz, Abbey Lee y Courtney Eaton; es la cuarta entrega de la saga Mad Max, la cual incluyen: Mad Max (1979), Mad Max 2: The Road Warrior (1981) y Mad Max 3: Beyond Thunderdome (1985), siendo esta una continuación de la saga.




Confieso que a la fecha no he visto las ter primera películas, es más estaba en dudas si ir o no ir al cine pues no me gusta ver las sagas incompletas; sin embargo cambié de opinión debido a que la película tenía muy buena aceptación y a que un amigo me comentó que no necesitaba ver las anteriores para entender este film; así que fui al cine y la pasé muy bien. La película es 100% acción que tiene muy pocos espacios para los momentos tranquilos, destacando las actuaciones de los protagonistas: Max (Thom Hardy, que remplaza a Mel Gibson el cual interpretó a este personaje en las tres primeras sagas) un típico anti héroe, callado, rebelde y solitario, diestro en las armas y en la mecánica; Furiosa (Charlize Theron) la heroína (o mejor dicho la anti heroína) que creo que fue la que se robó la película debido que tiene una actuación memorable, Nux (Nicholas Hoult) que termina siendo un factor importante en el desenlace del trama y el Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne) el villano principal, curiosamente Keays-Byrne también interpretó al villano principal de la primera película de Mad Max en 1979, y además debo de agregar a los automóviles que también son los protagonistas ya que ellos marcan la acción acelerándola o frenándola según las necesidades del trama ya que la velocidad es un factor clave y las coreografías sobre ruedas es simplemente fabulosa; otro factor es el ambiente que crea George Miller un mundo post apocalíptico, en un desierto inhóspito y hostil con recursos escasos, y en donde la esperanza y desolación conviven, convirtiéndose en otro motor para los protagonistas, en buscas de lo más preciado que tiene un ser humano: Su libertad.




Sin duda una novela épica sobre ruedas, en donde la acción no se esconde en ningún momento, en donde la sangre con el agua y la gasolina confluyen formando un río torrencial de pasiones, un melodrama distópico situado en una sociedad pavorosa en donde el hoy puede ser el último día y en donde el mañana simplemente no existe.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada